FútbolSuperliga

Otro paso en falso: Boca volvió a caer y perdió el liderazgo en la Superliga

Por la 11° fecha de la Superliga, Boca volvió a ser derrotado. El Xeneize no jugó bien, cayó 2-1 ante Lanús y perdió el liderazgo en el campeonato.

Nueva derrota para Boca y Alfaro. Tras la caída ante Racing en La Bombonera, el Xeneize quería revertir la imagen en cancha de Lanús, pero se encontró con un rival que lo madrugó en los momentos claves del partido y tuvo en su punto fuerte al arquero, una de las figuras del cotejo.

Al ritmo de Salvio y Almendra, así arrancó el Xeneize los primeros minutos del encuentro. La primer jugada que tuvieron los de Alfaro para abrir el marcador fue producto de una gran jugada individual del Toto, que desbordó por el costado derecho, levantó la cabeza y se la cedió a Almendra para que rematara desde afuera del área. Por poco y nada, a los 3 minutos Boca pudo haber puesto el 1-0.

Pero el local reaccionó rápido y, a los 9', tras una gran jugada colectiva e individual, donde Marcelino Moreno desbordó fácilmente a Emmanuel Mas -quién salió a cortar muy mal y lejos del área- y tiró el centro para que José Sand cabeceara en soledad y venciera a Esteban Andrada: gol sencillo e infalible.

Lejos de bajonearse, Boca reaccionó rápido al gol recibido y, a través de remates de media distancia y jugadas de pelota parada, convirtió en pocos minutos a Agustín Rossi en la figura de los primeros 45 minutos.

Hasta que a los 34', y a través de un tiro libre exquisito, Mauro Zárate estampó el 1-1 con el que se terminaría la primer etapa: golazo y nada que hacer para Rossi.

El complemento arrancó distinto. Lanús tomó la iniciativa y le dió sus frutos: a los 48', y a través de un desborde y un centro buscapié rasante, Auzqui empujó la pelota en soledad abajo del arco y selló el 2-1 que terminaría siendo el resultado final. Si, un gol calcado al que sufrió ante River y Racing.

Boca, con más ganas que juego, siguió buscando, pero no tuvo la claridad de los primeros 45 minutos, sumado a que con el correr de los minutos, la desesperación fue protagonista y eso se traducía en el campo de juego. La más clara del conjunto azul y oro fue a través de los pies de Mac Allister:

Perdido, alborotado y desalmado, así terminó el equipo en cancha de Lanús. Segunda derrota consecutiva y liderazgo perdido para Boca, que parece no encontrar el juego adecuado ni contar con el ánimo necesario para levantar cabeza. Que llegue urgente Diciembre...

Noticias relacionadas

Botón volver arriba