Fútbol

Demencial: Boca aplastó a Liga de Quito en Ecuador

Un Boca demencial aplastó a Liga de Quito en Ecuador con un contundente 3 a 0. Ábila, Reynoso y Caicedo en contra, los tantos del Xeneize.

Por los cuartos de final de la Copa Libertadores 2019, Boca goleó a Liga de Quito en la ida por 3 a 0 en el Estadio Liga Deportiva Universitaria. En la altura, que lejos estuvo de ser una complicación, el Xeneize se hizo fuerte, pero por sobre todas las cosas, inteligente.

Dominó, jugó corto y se exigió en el momento justo. Buscó golpear y administró el oxigeno en todo momento. Así, en 11 minutos, se puso en ventaja. Alexis Mac Allister encontró a Ramón Ábila entre tanto blanco que predominaba, pero que había un espacio que jamás hay que dejarle al goleador. Corrió como si no fuera a ahogarse y encaró a Adrián Gabbarini, dejándolo en el camino y definiendo con el arco libre para el delirio de todo el pueblo azul y oro.

Lisandro López rechazó todo, Nicolás Capaldo e Iván Marcone tuvieron rendimientos superlativos y Eduardo Salvio fue un dolor de cabeza para el rival por la derecha. De lejos, con poco fútbol y más mezquino que de costumbre para el local, los de Pablo Repetto fueron totalmente superados.

La única mala fue la lesión de Mauro Zárate, pese a que eso permitió el ingreso de Emanuel Reynoso, quien se encargó de darle aun más fútbol al equipo y provocó la roja de Jefferson Orejuela. Más tarde, Kevin Minda también se iba expulsado aunque se encontraba en el banco de suplentes.

El complemento, a los 2 minutos, traía el tan ansiado gol que terminó de cerrar las cosas en Ecuador. Lo bajaron a Salvio, la tomó 'Bebelo' y como si fuera fácil, con un gran remate puso el 2 a 0, nuevamente con el delirio azul y oro presente en Quito. 

Esteban Andrada se hizo gigante, al igual que toda la defensa y el Xeneize anuló a Liga, la hizo sentir incomoda frente a su publico y le dio una lección lejos quedará de dejar abierta la vuelta. La goleada tuvo múltiples oportunidades de sellarla, pero no fue hasta el final, tras un saque de arco y una presión abismal de Ábila, terminaba en el gol en contra de Luis Caicedo Medina, para sellar una noche demencial del conjunto de La Ribera.

https://www.facebook.com/lanumero12comar/videos/758181167974814/?__xts__%5B0%5D=68.ARD7gUVpxKkptSRq8ktsGO1jKA4zbFF5lstt3JQke5AVZ5EWk2KwntLTzwHP32v4kSOPEc_nn_-DjaPXyrzJaWwIVS70xBTDmI_9f-cZdR44Id79i2cFDryVHJNOEUXI4mX7GezP1wO0Hv6KHvv81uJOaybeRWzhr3DPFeddm2KAX4AfJZIFyr_uwb-hYBo-hJIct58_YCaEjKrtgDPpklZ5-tRSqfzETtSI68QblaswZLeCT6tONaJp1tacGZiQS3nKO5-CyXrD2jWPYq_Vf7dVX1l6ROywdsu4mJbUYcCj8SvI_gguh8IJLAdIZYrJw28nm0Je38zQnicNZzjavDI2LRUuLgRsXzt44fg-0EdRkA&__tn__=-R

Contundente, aplastante, demencial. Los adjetivos podrían ser muchos para describir el partido realizado por Boca, que por primera vez en su historia le ganó a Liga de Quito en Ecuador y que, prácticamente, acaba de meter un pie y medio en las semifinales de la Copa Libertadores 2019, donde chocará con el ganador del duelo entre Cerro Porteño o River.

Lee también

Botón volver arriba