DeclaracionesInstitucional

“Sin ustedes no podría vivir”: los agradecimientos de Riquelme en su partido despedida

El 10 se emocionó hasta las lágrimas en La Bombonera.

Luego de una jornada inolvidable, Juan Román Riquelme cerró su despedida con extensos y emotivos agradecimientos a todos los presentes.

Con el Estadio Alberto J Armando repleto de hinchas, Juan Román Riquelme tuvo su merecido partido homenaje con glorias de Boca y figuras de la Selección Argentina. Entre jugadores y directores técnicos, el 10 disfrutó su último baile en el patio de su casa, pero no se olvidó de agradecer a todos y cada uno.

“Quiero agradecer a mis compañeros, a todos los entrenadores que tuve en este club, me han hecho muy feliz, me han ayudado a que les caiga bien a todos ustedes. Llegué en 1996 y el 10 de noviembre tuve la suerte de que entre a una película, en la película más linda que le puede pasar a una persona”.

Los agradecimientos de Riquelme a Maradona y Messi

El ídolo y vicepresidente de Boca también se tomó el tiempo en una dedicatoria especial para Diego Maradona y Lionel Messi. Riquelme remarcó lo afortunado que fue de poder compartir cancha tanto con el Pelusa como con la Pulga.

“El fútbol me ha dado todo en mi vida, yo solo soñaba en comprarle la casa a mi mamá. He sido un afortunado porque me tocó jugar con el más grande que yo vi de chiquito que fue Maradona. Después pasó el tiempo, me fui poniendo más viejo y tuve la suerte de jugar con alguien que es increíblemente grande y es maravilloso tenerlo hoy acá (Lionel Messi). Para todos los bosteros tener la suerte de tenerte aca es inolvidable”

El sentido mensaje a los hinchas

Finalmente, Riquelme quiso cerrar su despedida con un conmovedor mensaje a los hinchas de Boca. El 10 se emocionó hasta las lágrimas y trasladó ese sentimiento a todos en La Bombonera y a los miles de personas que siguieron la transmisión desde su casa. JRR agradeció el cariño de los fanáticos y confesó que no podría vivir sin eso.

“Yo de chiquito soñaba con ser futbolista, la vida me dio demasiado, no puedo recibir tanto cariño de todos ustedes. Solamente decirles gracias, cada día que me levanto y que me voy a dormir, me miro al espejo y le pido a Dios que podamos seguir teniendo esta relación. Sin ustedes no podría vivir. Los quiero mucho”.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba