FútbolSuperliga

Con la camiseta: Boca sufrió pero se llevó el triunfo en Varela

Boca sufrió pero se llevó el triunfo en Varela ante Defensa y Justicia, que llegaba invicto. Fue 1 a 0 por el gol de Carlos Tevez y el descomunal partido de Andrada.

Por la fecha 20° de la Superliga Argentina de Fútbol, Boca derrotó por 1 a 0 a Defensa y Justicia en el Norberto Tomaghello de Florencio Varela. El Xeneize sabía que llegaba frente a un rival complicado, que maneja bien los hilos bajo la idea de Sebastián Beccacece y tiene un juego que deslumbra a propios y curiosos. En la previa, la balanza dejaba al Halcón mejor parado y con la chance de seguir compartiendo la punta con Racing, pero ni Gustavo Alfaro, ni los jugadores y creemos que ni el más pesimista esperaba esa superioridad que se vio en la primera parte.

El local humilló en cuestiones tácticas a la visita, lo 'pasó por arriba', de no ser por Esteban Andrada, algún fantasma del oscuro 1-6 en el tercer ciclo de Carlos Bianchi ante San Martín de San Juan se hubiera hecho presente en el sur del conurbano bonaerense. Ni Leonel Miranda, ni Domingo Blanco y mucho menos Matías Rojas con claras situaciones pudieron derrotar a Superman, como lo apodaban en Lanús y que hizo honor al ser el superhéroe de la noche. Hasta el palo colaboró, en un cabezazo de Fernando Márquez. Para remarcar, hubo otro héroe: Lisandro López sobre la línea nuevamente le ahogaba el grito de gol a todos los hinchas del Verde Amarelo ¿Y Boca? Con algún pelotazo aislado llegó apenas a cruzar mitad de cancha.

Con insistencia, la segunda parte debía mejorar. Boca aprovechó que tocó sacar del medio, que Defensa y Justicia tardó un poco en arrancar y que a Carlos Tevez todavía le queda un poco de hilo en el carretel. Jugada colectiva, apertura para el 10 y capitán del equipo que se abrió camino y sacó un remate débil, floja respuesta de Ezequiel Unsain y a cobrar. 100% de efectividad, ya que a los 4 minutos del segundo tiempo fue el primer tiro al arco con tanto incluido.

Hubo que aguantarlo, el técnico buscó un equilibrio más defensivo y tenencia con los ingresos de Emanuel Reynoso y Nicolás Capaldo, así como también poner un punta más fresco, ingresando así Ramón Ábila por Darío Benedetto. Wanchope desperdició las contras, una en la que se iba solo pero le pega en el taco ante la insistencia de recibir de espaldas y la otra, con un pésimo centro atrás para Bebelo que cortó antes un defensor rival. El Flaco Andrada, por su lado, descolgó todo lo que caía en su área, se hizo amo y señor.

Con la camiseta, como si el juego no importara y el miedo escénico invadiera a los dirigidos por Beccacece, Boca se quedó con los tres puntos. Se podría lamentar los que dejó escapar ante Newell's, Belgrano y Atlético Tucumán, lo cual lo tendrían hoy como puntero, pero ahora hay que mejorar y mucho.

 

Lee también

Botón volver arriba