Copa de la LigaFútbol

Niveles bajos: los puntajes de Boca en la derrota ante Lanús

El uno x uno del equipo.

Boca tuvo una noche para el olvido en la Fortaleza y cayó ante un efectivo Lanús. Los puntajes del equipo que sumó un golpe difícil de digerir de cara al Superclásico.

El Xeneize tuvo una de sus peores versiones desde la llegada de Diego Martínez y, en la previa del choque ante River en el Monumental, sumó una caída que hará que la semana antes del Superclásico sea cargada de cuestionamientos. Acá, el rendimiento individual de cada jugador del conjunto azul y oro en una noche para el olvido en la Fortaleza.

Sergio Romero (4):

Sin responsabilidad directa en los dos goles, aunque sin la capacidad de salvar al equipo ante la serie de imprecisiones. No lo complicaron mucho, lo cuál deja en claro el pésimo labor colectivo y lo caro que se pagan las distracciones.

Luis Advíncula (5):

La entrega y el despliegue no alcanzaron. Jamás encontró un socio ni en la mitad de cancha ni con los delanteros. Buscó sorprender con su zurda, aunque parece que ya no hay rival que se confíe y lo deje patear, ya que los de Lanús contuvieron muy bien ese gesto del peruano.

Cristián Lema (2):

La versión que mostró hasta duelo que lo tuvo con un serio hostigamiento por parte de la parcialidad local no se parecen en nada a su versión de esta noche en la Fortaleza. Desconcentrado en los dos goles del rival y muy tosco en lo colectivo.

Nicolás Figal (2):

Igual de desconcentrado que su compañero, dónde en las únicas llegadas de Lanús ofrecieron más espacios que seguridad. Actitud le sobra, pero no siempre alcanza con eso y quedó claro en la Fortaleza.

Marcelo Saracchi (3):

Impreciso, poco inteligente y totalmente desconectado del partido. El uruguayo volvió en su peor versión y dejó el camino allanado para que Fabra y Blanco busquen un lugar en el Superclásico como titulares.

Cristián Medina (2):

El síndrome de la Selección Argentina pegó en ambos chicos. Al igual que Equi, Medina tomó mal casi todas las decisiones en el partido, pero a diferencia de su compañero no buscó subsanar eso con entrega. Muy flojo.

Ezequiel Fernández (4):

¿Estuvo impreciso? Si, pero no le faltó entrega. No estuvo fino a la hora de pasar la pelota y eso el equipo lo sintió. Compensó con las recuperaciones.

Jorman Campuzano (3):

Hasta la amarilla, tuvo un rendimiento preocupante. Luego, quizás más concentrado, mejoró pero sigue sin ser de gran aporte. Poco atrevido y sin ideas, no recupera tantas pelotas como para justificar su lugar en el once.

Kevin Zenón (6):

Padeció el flojo nivel colectivo, donde con poco le alcanzó con ser el que más brilló. Poco fino con la pegada, pero con buenas intenciones y alguna pincelada de su gran nivel. Necesita un socio y una posición definida, ya que Martínez lo cambia de banda demasiado y, cuando queda lejos de la pelota, se pierde su aporte.

Miguel Merentiel (5):

Otro que no la pasó bien por culpa del equipo. Intentó cuando pudo, pero siempre molesto. Lo buscaron mucho por arriba, lo cuál era una misión imposible. Víctima del planteo.

Lucas Janson (6):

Aprobado. Si bien no convirtió, encontró los espacios para llevar peligro al arco rival, pero se topó con una buena noche de Acosta. Quizás no sea la mejor idea que sea el socio de Merentiel y su lugar sea otro, pero eso deberá descubrirlo Martínez.

Los que entraron


Ezequiel Bullaude (4):

A un planteo apático es difícil que pueda aportarle soltura. A Bullaude le gusta más acompañar que tomar las riendas del juego y se nota. Complicado que aporte mucho si el equipo no funciona en líneas generales.

Edinson Cavani (2):

Un cabezazo que terminó flotando en el área chica. Marca bien los espacios y sigue sin ser efectivo, y eso cansa. Boca necesita gol y el uruguayo no liga.

Lucas Blondel (6):

Aprobado por el gol, las ganas e insistencia. Metió presión para estar en el Monumental el próximo domingo.

Lucas Blanco (5):

En poco tiempo mostró otra idea, parecía ser una opción para buscar el arco rival desde afuera y, con eso, logró aportar más que Saracchi en muchísimo menos tiempo.


Diego Martínez (1):

La culpa de la derrota fue pura y exclusivamente del técnico. El hecho de buscar con centros por los costados con Merentiel y Janson en el área no sirvió. Y si bien Lanús tiene un central bajo como Luciatti, no es el labor que mejor hacen ambos jugadores. Los cambios, tarde y solo para buscar el arco rival. Mismos síntomas que el ciclo Almirón, Boca va por su jerarquía y sin ideas, lo cuál es responsabilidad absoluta del técnico de turno. Con River se juega toda la credibilidad.

Lee también

Botón volver arriba