Mercado de pases

De campeones a quedar libre: los seis juveniles que no seguirán en Boca

Los campeones de la Libertadores e Intercontinental Sub 20 que no siguen.

Pese a las conquistas, estos juveniles de Boca no han renovado su contrato y, ahora, han quedado en condición de jugador libre.

Mientras en el Xeneize todos los focos de atención pasan exclusivamente por el problema que hay con la no realización de las elecciones por culpa de la justicia, hoy al club llegaron malas noticias.

Si bien aún no hay nada definido ni anunciado de manera oficial, el vínculo de seis juveniles ha llegado a su fin y, hasta dónde se conoce, no han renovado con Boca por lo ya ellos se pueden considerar jugador libre.

Valentín Fascendini y Natan Acosta fueron quienes recibieron una oferta formal por parte del club, aunque el monto no los convenció y el acuerdo se malogró completamente.

Contrario el caso de Santiago Gauna, capitán de la Libertadores Sub 20 y parte de la conquista de la Intercontinental para juveniles, dónde fue una de las figuras. Al mediocampista no se le ofreció directamente la chance de renovar el contrato.

A Bruno Cenci, Rodrigo Pittavino y Elian Sosa Vivaldi, directamente se les comunicó con anticipación que Boca no se sentaría a negociar con ellos, por los que en condición de jugador libre, tienen la posibilidad de negociar con otro club.

¿Se puede volver a negociar?

En Boca saben que estos juveniles que han quedado libres aún deben negociar con otras instituciones dónde seguir su carrera. Esto no quiere decir que, en caso de que haya arrepentimientos, no se pueda volver a negociar.

Casos como el de Fascendini y Acosta son dos de los que, si ambos jugadores están dispuestos y también el club, se puede intentar reflotar algún tipo de negociación. Eso sí, alguna de las partes debería ceder en cuanto a sus pretensiones.

¿Boca se queda sin nada si estos juveniles quedan libres?

La realidad es que si bien el Xeneize puede optar por no continuar con ninguno de estos chicos, no todo será perdida desde lo economíco.

Es que si cualquiera de estos chicos surgidos de Boca logra protagonizar alguna venta en cierto punto de su carrera, el club puede reclamar por los derechos de formación y el mecanismo de solidaridad.

La indemnización por formar el futbolista puede reclamarse desde los 12 años hasta que el jugador cumpla 23. El monto a pagar será lo que figure en la tabla de la FIFA multiplicado por la cantidad de años que el futbolista estuvo en la institución formándose.

En cuanto al mecanismo de solidaridad, si el futbolista es transferido o cedido a préstamo con contrato vigente, su nuevo club debe repartir un 5% del monto de la operación entre clubes que hayan participado en su formación como profesional.

Lee también

Botón volver arriba