DeclaracionesFútbolLiga Profesional

"Nos perjudicó": el enojo de Chiquito Romero con Darío Herrera

El arquero se descargó en rueda de prensa.

Tras el escandaloso final con polémica que terminó en caída de Boca ante River, Romero manifestó su enojo para con el árbitraje de Herrera. El testimonio del arquero.

Boca cayó ante River en el Mas Monumental donde el árbitro fue nuevamente protagonista y determinante para con el resultado. Sergio Chiquito Romero habló en conferencia de prensa y dejó su descargo ante Darío Herrera, donde mostró enojo por el pobre arbitraje del juez y el penal polémico sobre el final del encuentro.

El arquero brindó detalles de su conversación con Herrera post sentencia de penal y dijo:

"La verdad que la jugada del penal es una jugada muy dudosa. Yo le pregunto al árbitro si fue penal y me dijo que si, que fue claro. Le dije que tenía el VAR para consultarle, pero en ningún momento lo fue a consultar y se quedó con lo que vio. Fue una jugada normal de un partido, de un mínimo roce. No es un penal cobrable y lo raro de todo esto es que el VAR no haya llamado".

Y agregó:

"No es una patada que le mueva la pierna al jugador de River. Si la misma jugada hubiese sido en el área de River no se hubiese cobrado. Herrera lamentablemente no fue a consultar al VAR y nos terminó perjudicando".

Además de la jugada del penal, Chiquito hizo hincapié en otras jugadas donde el juez tuvo que haber amonestado a jugadores de River:

"Es muy difícil de definir el arbitraje de Herrera. Hubo 3 o 4 faltas a Villa seguidas que eran de tarjeta amarilla pero el árbitro las obvió. Entonces cuando vos dejas que peguen tanto, se hace muy difícil. Nos vamos con una sensación muy amarga y con mucha bronca. Hicimos un buen juego, un buen partido y era para un 0 a 0 si no ocurría lo del penal inexistente".

Romero también reflexionó sobre los incidentes post gol de Borja

El colombiano Borja fue el encargado de cambiar el penal por gol y tras la ejecución y festejos, se armó una hecatombe entre los jugadores de River y Boca. ¿Qué paso? Romero clarificó la situación:

"Un chico (Palavecino) se pone a gritar el gol en la cara en nuestros jugadores y eso es una falta de respeto tremenda. Palavecino en lugar de ir con sus compañeros a festejar contra el córner, le gritó el gol en la cara a dos compañeros míos. Fui a agarrarlo de la cintura y a preguntarle que estaba haciendo…"

Y concluyó:

"Mis compañeros pensaban que fui a pelear. Ellos en años anteriores habían logrado algo importante en el fútbol y es que te respeten por todo… Es normal que la gente reaccione después de eso, y lo terminamos pagando carísimo. Fue otra situación rara, le pregunto a Herrera porque echó a tres jugadores de campo nuestro y me dijo que porque estaban todos tirando piñas. Después le pregunte a Valentini y me dijo que no hizo nada".

Lee también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba