El golpe por golpe fue para Boca: enorme triunfo en Rosario

El equipo de Battaglia apostó al golpe por golpe y se llevó una gran victoria en su visita a Santa Fe. Arrancó perdiendo, pero lo dio vuelta con tantos de Vázquez y Torrén en contra.

Por la décima fecha de la Liga de Fútbol Profesional, el equipo de Sebastián Battaglia sigue invicto y sumó un triunfo más que importante. Fue por 2 a 1 ante Rosario Central en el Gigante de Arroyito. Boca apostó, de entrada, a un golpe por golpe contra un equipo que llevaba casi un mes sin conocer la derrota.

Esto se notó, pero el Xeneize está muy fuerte y más seguro. De estar anémico de gol fechas atrás, hoy la seguridad de convertir se hace más presente. Agustín Rossi, a favor, arrancó el encuentro como lo terminó: sacando todo lo que llegaba a su arco. El único golpe que sufrió, fue de Gastón Ávila. El ex jugador del Xeneize, a préstamo en el Canalla, anticipó a Luis Vázquez y abrió el marcador.

Algo más de veinte minutos y después de aguantar la ráfaga de ataques de Rosario Central, comandadas por Marco Ruben y Lucas Gamba, Boca se mostró mejor en el golpe por golpe. Pero si algo hay que destacar, fue la inclusión de Augstín Sández en el lateral izquierdo. El chico, algo en deuda con la parte ofensiva, empezó a destaparse. Así, con un gran centro teledirigido a la cabeza de Váquez, el equipo de Battaglia encontró un empate justo.

Situaciones, sobraron. Tanto en el final de la primera parte como en el complemento. Marcelo Weigandt tuvo dos, Cristián Medina también e inclusive Cristián Pavón, quien se mostró muy activo en su ingreso por un aprobado Norberto Briasco.

Jorge Broun terminó estando a la altura, compartiendo con Rossi el premio a la figura del partido por sus grandes intervenciones. Y no fue un hombre de Boca quién se encargó de aportar la ventaja final, ese tanto que terminaría siendo el triunfo tras 15 años en un estadio que parecía imposible para el conjunto azul y oro. A los 89 minutos, en la agonía del encuentro, el 7 bravo que ahora porta la 31 en la espalda, buscó a Nicolás Orsini con un centro que Miguel Ángel Torrén cambió por gol en su propia portería.

Así, el Boca de Battaglia sumó otro triunfo. A base de buenos resultados pero claros síntomas de mejoría, el Xeneize sigue escalando en la tabla de posiciones y, lejos de ser un equipo anémico de gol, apuesta a un golpe por golpe que de momento, le sigue saliendo. El máximo ganador como jugador de la historia del club sigue sumando de a tres y sin conocer la derrota.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro sitio utiliza publicidad para subsistir. La publicidad que verás en nuestro sitio no es invasiva y podrás navegar con seguridad. Por favor, desactiva el bloqueador de publicidad y recargá la página para ver el contenido.