Fútbol

¡Contra todos! Boca se llevó un triunfazo en Brasil

¡Contra todos! Boca lo iba ganando por un golazo de Mac Allister y en el final le cobraron en contra un polémico penal que desperdició Ruben. Buena ventaja para la vuelta se llevaron los dirigidos por Alfaro.

Por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores 2019, Boca le ganó 1 a 0 a Athletico Paranaense en el Arena Da Baixada. Fue una parada brava, en una cancha complicada y donde hasta ahora, el rival nunca había perdido en este certamen.

De principio a fin, el Xeneize tuvo un rendimiento sublime, a la altura de las circunstancias y expulsando todos esos pronósticos negativos que se especularon en la previa. Ni la defensa improvisada (Julio Buffarini y Lisandro López no estaban al 100%, mientras que Carlos Izquierdoz) se notó, ni los juveniles Marcelo Weigand y Nicolás Capaldo sintieron presión alguna. Paolo Goltz llevó la cinta y volvió al rodaje oficial después de mucho y junto a Junior Alonso se complementaron a la perfección.

Ramón Ábila pudo abrir el marcador en la primera parte, pero no tuvo suerte ¿Y el rival? Jamás había complicado a Esteban Andrada como para exigirlo demasiado, algo que se hizo notorio y todo en base a esa gran labor que, como punto flojo pero no por eso malo, tuvo a Iván Marcone.

El complemento arrancaba con una ventaja de los locales, pero Boca nunca dio el brazo a torcer. Nahitan Nandez por la entrega y Alexis Mac Allister por el oficio y su buen juego, fueron las claves de un equipo que aprovechó el momento justo para golpear. Ya sin Mauro Zárate ni Wanchope, junto a los ingresos de Jan Hurtado y Carlos Tevez, encontró la llave del gol: Pase en corto de 'Carlitos' para el 'Colo', que como su padre en 1994, debutó con gol en la Copa Libertadores, pero esta vez con un golazo que hizo enloquecer a todo aquel que le brote el azul y amarillo del corazón como a él.

Cerca del final y cuando pudo haber liquidado el trámite, llegó una nueva polémica, esas que nos hacen apoyarnos en la explosiva frase de Lionel Messi y nos hace pensar que hay un enemigo en común: La CONMEBOL. Error grosero entre Esteban Andrada y Emmanuel Mas, Rony molestó y se tiró, el árbitro dio un penal y amarilla para el arquero, que jamás tuvo contacto con el delantero rival. Si la justicia divina existe, ayer se hizo presente: El siempre 'sollozante' Marco Ruben falló, como si el miedo lo hubiera invadido, para dejar el triunfo a merced del Xeneize.

Contra todos parece que jugó Boca, contra una organización que lo viene golpeando, contra un rival que al termino de la fase de grupos había hecho su versión de la 'guardia alta' y contra la mitad menos algunos que esperaban que hoy se cierre una serie en contra. Ni muertos ni heridos, con la frente en alto con la ilusión de siempre: Conquistar América.

Lee también

Botón volver arriba