BásquetEditorial

Estuvieron a la altura

En fútbol, Boca aplastó al Rojo, se alejó a 4 puntos de River y si se dan algunos resultados puede campeonar ante Aldosivi. El básquet le ganó a Echagüe y mantuvo la categoría.

Concluyó el fin de semana y en La Boca sólo se respira alegría. El Xeneize supo levantar cabeza en el momento justo y triunfó tanto en fútbol como en el básquet, las dos disciplinas más importantes del club.

Todo comenzó en la noche del sábado cuando los dirigidos por Ronaldo Cordoba triunfaron ante Echagüe por 98-76, liquidaron la serie de los playout y permanecieron en la máxima categoría de la Liga Nacional. Delfino y compañía lograron la victoria más importante de los últimos años de la historia basquetbolística azul y oro, un encuentro que tuvo como gran protagonista de la jornada al joven escolta Lucas Gargallo, quién con 22 puntos, se convirtió en el goleador del partido.

Ahora, con la consumada salida de Carlos Delfino,  Boca deberá rearmarse pensando en la temporada del siguiente semestre. Lo que está claro es que el Xeneize no puede volver a coquetear con el descenso y debe convertirse en aquel equipo ganador que peleaba los primeros puestos de la LNB.

Por otro lado, ayer y en una Bombonera colmada, el fútbol hizo lo propio y sentenció a Independiente por 3 a 0 con otra gran actuación de Darío Benedetto, quién con su doblete llegó a los 18 goles y se convirtió en el goleador del campeonato. Boca minimizó a su rival durante los 90 minutos, ganó bien y el equipo parece haber recuperado la actitud, confianza y coraje de cara a las últimas tres finales que quedan del torneo (Aldosivi -V-; Olimpo -V-; y Unión -L-).

Cabe remarcar que si el conjunto dirigido por Guillermo Barros Schelotto le gana a Aldosivi en Mar del Plata, River cae en condición de local ante Racing y Banfield no supera a Rosario Central en el Florencio Sola (empata o pierde), el Xeneize podrá festejar el título faltando dos fechas.

Se renovaron las esperanzas en el Mundo Boca. Los hinchas se fueron conformes y felices por las performances de los equipos de ambas disciplinas. Este fin de semana que pasó fue decisivo y repleto de definiciones. Fueron 48 horas en la que Boca estuvo a la altura de las circunstancias. 

 

Lee también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba