Actualidad

No hagan enojar a Boca

Boca goleó 3-0 a Estudiantes en La Bombonera y es escolta. Mirá los goles 

Boca tenía que conseguir un triunfo para acercarse al ahora puntero San Lorenzo, por eso en La Bombonera se sentía la presión a la que tan acostumbrada esta la camiseta Xeneize. Pero ese pedido se traslado a la cancha para ambos, haciendo del encuentro más hablado que jugado, que recién a los 17' había tenido su primera situación de riesgo: Cerutti se escapa ante la marca de Nicolas Colazo y manda un centro hacía Vera, quien conecta y alerto a todo el estadio. La pelota daba en el palo y daba un poco de tranquilidad a todo el publico presente. En el área rival se discutía constantemente, Daniel Osvaldo era el blanco para que los jugadores del Pincha lancen todo tipo de insulto o juego brusco. Lo buscaban mucho y el ex- Inter no se quedó atrás, contra Desabato, su principal enemigo en esta ficción que trataban de montar en el arco defendido por Hilario Navarro, el delantero le dio pasto, dejando en evidencia como trataba a su rival de burro. Amonestado los dos y a volver al juego que poco demostraban ambos. La cuota de intensidad vino de parte de Colazo y Federico Carrizo, aunque los centros jamas llegaron a destino, el cero parecía no romperse. Pero siempre hay algo para recordad: No hagan enojar a Boca ¿Porque? La respuesta vino primero de parte de Cristian Erbes: A los 39', el Pichi sorprendió a todos y viendo a Navarro adelantando, clavo un bombazo desde la medialuna del área para poner arriba al Xeneize por 1 a 0.

Boca con ese gol impuso un dominio absoluto: Tan solo dos minutos se tardó en poner el segundo. Centro de Carrizo y el Stone con un derechazo en el corazón del área castigaba y ponía el 2 a 0.

Así se iba la primera parte, con un Boca que con una ráfaga le alcanzó para ponerse en ventaja frente a un rival que peleo más de lo que jugó.

La segunda mitad fue un fiel reflejo de como terminaba la primera, Boca domino en todo momento a un Pincha que arrancó sin Pellegrino (Expulsado por llegar tarde). No había situaciones de riesgo, si un Xeneize que dominaba con el juego de Melí, quien remontaba su juego y el gran despliegue de Colazo y Peruzzi. A todo esto se sumaba el ritmo que llevaban desde la parte inicial Carrizo, Chávez y Erbes. Lo que más se resaltó fue la impotencia de los platenses: A los 63', Aguirregaray frenó al autor del primer tanto que se escapaba en mitad de cancha y sentenciaba su primer expulsión en el fútbol argentino. Luego, cinco minutos más tarde, Auzqui bajo de forma vehemente al Pachi y dejaba con 9 al conjunto que preside Juan Sebastian Verón. El dominio era absoluto, a merced del local y en inferioridad numérica se encontraba un equipo que en frente tenía un rival con una realidad distinta: Buen juego, mucho toque y gran manejo de los tiempos. A los 79', la historia parecía finalizar: Centro de Carrizo, Calleri (Que había ingresado por Osvaldo) no puede conectar y Cristaldo convierte su primer gol oficial en la primera Xeneize, acomodando su remate al palo del arquero. 

Controlando el ritmo y esperando el pitido final, Boca cerro un domingo con una gran satisfacción: Gano, gusto y goleo. 

Lee también

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba