Con sello colombiano, Boca no tuvo piedad ante Vélez y lo goleó en su casa

Boca se despachó en Liniers y goleó 7 a 1 a Vélez gracias a los goles de Cardona, Villa (x2), Maroni (x2), Tevez y Campuzano. Se viene el Superclásico.

Soberbia actuación de Boca en el Amaflitani. Los dirigidos por Miguel Ángel Russo respondieron a las críticas con una muestra de fútbol ante Vélez, de la mano de Edwin Cardona. El Xeneize redondeó una jornada histórica en Liniers y superó 7 a 1 a un equipo que poco pudo hacer.

El primer tiempo mostró un trámite de partido más parejo y tuvo como principal protagonista a Cardona (algo que se repetiría durante el complemento). Lo más peligroso del local fue mediante el juvenil Orellano, que tuvo a maltraer a Fabra y obligó a Andrada a realizar su primera intervención en el partido.

Pero el encuentro se abrió mediante una genialidad del colombiano que viste la 8. A los 20', besó la pelota, miró al arquero y le pegó por debajo de la barrera. Golazo para poner el 1 a 0 y enmarcarlo en un cuadro.


Obligado a responder, Vélez igualó el partido a los 25', mediante un centro que conectó Lucero luego de que la baje Amor.

Poco le duró la alegría a los de Liniers, porque cinco minutos más tarde, Cardona nuevamente frotaría la lámpara para meter un pase magistral a Villa y que este defina ante la salida de Hoyos.


La segunda etapa, Boca jugó con la ventaja a su favor y, gracias a las buenas intervenciones del arquero, pudo responder mediante el buen pie de Edwin. El Xeneize se propuso circular la pelota y los goles llegaron solos.

A los 53', gracias a otra asistencia de Cardona, Villa encaró de izquierda a derecha y remató al palo izquierdo de Hoyos. Un golazo.


Dos minutos más tarde, y mediante otra aparición de Villa, que remató y la pelota se estrelló en el palo izquierdo, Maroni capturó el rebote y la empujó para poner el cuarto.


A los 61', Tevez recibió de Fabra tras una gran jugada colectiva, y definió de primera (de zurda) para poner el quinto.


12 minutos después, y tras los ingresos de Buffarini y Jara por Capaldo y Medina, el Xeneize continuó mostrando superioridad y llegó al sexto de la mano de Maroni, que recibió de Fabra tras una pared entre el colombiano y Jara. El cordobés sólo la tuvo que empujar debajo del arco.


Quedaría tiempo para un grito más, el de Campuzano. El colombiano amagó con asistir a Fabra (fue un tractorcito en el complemento) y definió -con clase- al palo izquierdo de Hoyos.


En la antesala del Superclásico, Boca respondió a las críticas y estuvo a la altura de la camiseta. El Xeneize no le tuvo piedad a Vélez y llega de la mejor manera al encuentro con River, del próximo domingo, en La Bombonera.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro sitio utiliza publicidad para subsistir. La publicidad que verás en nuestro sitio no es invasiva y podrás navegar con seguridad. Por favor, desactiva el bloqueador de publicidad y recargá la página para ver el contenido.