Ciclotimia: Perdonó, se lo dieron vuelta y lo empató

Boca se puso arriba en el marcador, lo pudo liquidar pero River se lo dio vuelta y lo empató con un tanto de Villa. Así fue el Clásico en casa.

Por la cuarta fecha de la Zona Campeonato A de la Copa Diego Armando Maradona, Boca empató 2 a 2 ante River en La Bombonera.

El equipo de Miguel Ángel Russo se media con un mix entre titulares y suplentes ante un Millonario que puso, en su mayoría, lo mejor que tenía.

Si bien el equipo de Marcelo Gallardo tuvo más la pelota, al Xeneize le sirvió golpear cuando menos se lo esperaba el rival.

Boca le tendió una trampa a un River que parecía querer ser protagonista, pero se vio golpeado por una jugada rápida.

Edwin Cardona le puso la sutileza necesaria en la salida para provocar una falta, salida rápida de Nicolás Capaldo para Mauro Zárate, quien arrastró al doble cinco compuesto por Enzo Pérez y Bruno Zuculini, Emmanuel Mas tuvo via libre para pasar por el centro y sacaba un centro optimo para Ramón Ábila, quien dormía a Paulo Díaz y definía ante un sorprendido Franco Armani para abrir el marcador.

Desde ahí, la estrategia parecía superar todo tipo de superioridad futbolistica que podría llegar a ofrecer el rival. Al complemento, el resultado era más favorable para el Xeneize que para el rival.

En el complemento, parecía que Boca salía a matar, a cerrar un asunto que parecía fácil. Gallardo optaba por poner su mejores armas, algo que más por responsabilidad propia de Russo, le terminó saliendo.

Ábila perdonó en una clara, Zárate se encargó de demostrar su descontento por como accionaba su compañero, ya que quedaba sólo sin arquero ante la salida de Armani, y al Xeneize, minutos después, se le caía a pedazos el partido.

Jorman Campuzano, quién zafaba de la roja en la primera parte tras un codazo sobre la traquea de Jorge Carrascal, terminaba viendo la roja tras la situación que termina haciendo decidir a Russo de cambiar piezas: Afuera el ex Vélez y Wanchope, adentro Carlos Tevez y Franco Soldano.

Zárate expuso su bronca ante las cámaras, Ábila agachaba la cabeza y asentía todo tipo de reclamo, pero la falta del colombiano sobre Matías Suárez lo hizo quedar al equipo con diez jugadores.

River respondió y puso el empate tras un testazo de Franco Girotti y otro de Rafael Santos Borré. Que momento pasaba el equipo de Russo, de ponerse en vantaja, podía liquidarlo y el equipo de Gallardo se lo daba vuelta.

Terminó rescatando un empate, por la autoridad de Tevez y la insistencia de Sebastián Villa, quien se la picaba a Armani y decretaba el 2 a 2 en La Bombonera.

Boca sufrió de ciclotimia: Perdonó, se lo dieron vuelta y reaccionó a tiempo, para dejar en claro que nadie puede pasarlo por encima en casa, aunque justificando nuevamente por qué Russo tiene su once definido y no varia mucho en los choques de mayor envergadura.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro sitio utiliza publicidad para subsistir. La publicidad que verás en nuestro sitio no es invasiva y podrás navegar con seguridad. Por favor, desactiva el bloqueador de publicidad y recargá la página para ver el contenido.