Que no se relaje nadie: Boca ganó y da pelea

Boca golpeó, sufrió y ganó. Fue 2 a 0 sobre el Decano y que no se relaje nadie, porque luchará la Superliga hasta el final.

Por la decimonovena fecha de la Superliga Argentina de Fútbol, Boca superó por 2 a 0 a Atlético Tucumán en La Bombonera.

El equipo de Miguel Ángel Russo tenía la obligación de ganar y no perderle pisada a River, quien jugará mañana ante Unión en Santa Fe.

En frente, el Decano presentaba una alineación sin varios de sus titulares, ya que pelea la clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores 2020, donde, curiosamente, puede llegar a ser rival del Xeneize.

Por intensidad, el local fue levemente superior al rival y a los dos minutos y de pelota parada, casi encuentra la ventaja. No pudo Lisandro López vencer a Cristián Luchetti pese a la gran chance que caía en sus pies.

A los 22 minutos, Boca encontraba la tan ansiada ventaja: No pasaba mucho en el encuentro, pero el equipo iba y terminaba encontrando a Eduardo Salvio, quien con su habilidad se lograba poner mano a mano con el ‘Laucha’, aunque el arquero lograba tapar su remate.

No hubo tiempo de girar “uhh” o de agarrarse la cabeza, Franco Soldano cazaba el rebote y con Luchetti ya vencido, ponía el 1 a 0 en el marcador.

Los tucumanos probaron de afuera sin suerte, Salvio llegaba al área y con los pies y la cabeza tuvo la chance de ampliar el el resultado, pero no hubo suerte en la definición.

El complemento fue de mayor a menor, al comienzo lo tuvo Soldano y en el rebote Campuzano, pero no hubo suerte. El Decano se venía de a poco, leyó bien y con el ingreso de Javier Toledo buscaba allanar el camino hacia el arco que defendía Marcos Díaz.

Poco atractiva la segunda parte, el equipo de Russo demostraba una actitud conformista con el correr de los minutos. Si bien los tres puntos eran importantes, parecía que cuidaba el 1 a 0 como si no hubiera armas. Recién a la media hora los cambios se hicieron presentes y Emanuel Reynoso junto a Agustín Obando ingresaban en lugar de Carlos Tevez y Sebastián Villa, que lejos estuvieron de igualar las versiones suyas vistas en Córdoba ante Talleres.

En el cierre, tras resistir, Boca amplió el marcador por la vía del penal. Ramón Ábila, que ingresó sobre el cierre, cambió por gol venciendo a Luchetti y selló el triunfo.

Boca no se relajó abajo pero no tuvo potencia arriba, aunque le alcanzó. No le pierde pisada a River y luchará hasta el final la Superliga con la intención de arrancar el 2020 con la alegría de sacarle del buche el torneo a su máximo rival.

Etiquetas
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de publicidad detectado

Detectamos que estas utilizando un bloqueador de publicidad, por favor desactivalo para esta página y actualizá para seguir navegando en nuestro sitio. Los anuncios que verás nos ayudan a mantener online a La Numero 12.