En el adiós de Nandez, Boca derrotó a Paranaense

En una Bombonera que explotó ante el adiós de Nandez, Boca derrotó a Athletico Paranaense y avanzó a cuartos de final de la Libertadores.

Por la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores 2019, Boca derrotó 2 a 0 a Athletico Paranaense en La Bombonera y avanzó a cuartos de final gracias al 3 a 0 global conseguido en los 180 minutos disputados. El Xeneze, en su casa, repleta y bella como siempre lo está en una noche de Copa, recibía al conjunto brasileño.

De principio a fin, el local dominó y sometió a su rival a una paliza táctica que fue totalmente obra de Gustavo Alfaro. ‘Lechuga’ lo leyó bien y con sus armas, mostró la idea que merecen este tipo de competencias, no por nada con cumplía 900 partidos como entrenador.

La primera parte tuvo acción, buenos pasajes pero le faltó el gol. Ni Ramón Ábila, así como tampoco las sorpresivas apariciones ofensivas de Nicolás Capaldo y Nahitan Nandez, que se despedía de Boca y La Bombonera.

El complemento fue un calco, pero con los toques de gracia que ameritaba la fiesta que disfrutó Daniele De Rossi en el palco.  A los 57 minutos, desde un saque de arco de Esteban Andrada, la peinada de Nandez le cayó a ‘Wanchope’. El 9 de Boca hoy en día, el que cargará con la responsabilidad de hacernos extrañar poco a Darío Benedetto, recibió y definió adentro del arco de Santos, que era una muralla hasta ese entonces. 1 a 0 y a cobrar.

Con un dominio en el juego y en el marcador, toda la atención se centraba en un hombre. Hecho a la altura de lo que pide la azul y oro, quizás tosco y no tan dotado técnicamente, pero con un corazón enorme al igual que su entrega, dejaba lo que venía siendo su casa. Nandez se despidió con ovación de toda ‘La Bombonera’, esas que no son las que ganan los títulos, si no los que le hagan sentir al hincha que cumple con los requisitos para ser digno de vestir esos colores. El uruguayo, ya en el banco, no ocultó la tristeza que también sentimos en lo que será su inminente partida al Cagliari.

Por Eduardo Salvio fue la variante, quien en el cierre y tras demostrar el por qué es un refuerzo top, le puso broche de oro a la noche azul y oro. Cambio de frente exquisito de Alexis Mac Allister y ‘Toto’ no perdonó. 2 a 0, goleada global y pase a cuartos sellado.

Noche de emociones, emociones fuertes y no aptas para gente sensible. Esas jornadas íntimas entre los jugadores, el público y La Bombonera, que se preparará para otra batalla: Cuartos de final, la vuelta ante la siempre peligrosa Liga de Quito y con el objetivo de ser uno de los cuatro mejores de América.

Botón volver arriba

Bloqueador de anuncios detectado

Nuestro sitio utiliza publicidad para subsistir. La publicidad que verás en nuestro sitio no es invasiva y podrás navegar con seguridad. Por favor, desactiva el bloqueador de publicidad y recargá la página para ver el contenido.